Noticias y novedades

Sumnifredo Barroso y Yolanda Magallón cumplen con los pronósticos

Publicada el 13 julio 2015 (hace hace más de 2 años)

Comparte esta información en:

Share |


Lo que nos une a todos los que, con mayor o menor sentido de pertenencia, formamos parte de esta Federación y del deporte del triatlón es nuestra necesidad de superar retos, y cuanto más difíciles sean, mejor. Es muy exigente entrenar este deporte, y complicado compertirlo al máximo nivel. Es muy exigente organizar una competición de triatlón, y muy complicado organizarla sin cometer errores. Es muy exigente arbitrar y coordinar una competición de triatlón, y muy complicado estar a la altura de la multitud de circunstancias que se pueden producir. Es muy exigente gestionar este deporte, y muy complicado no defraudar las ilusiones que todo el mundo vuelca en él.

La competición de este domingo en Tarazona que estaba ofreciendo un magnífico espectáculo de triatlón, y en la que se estaban volcando en la organización decenas de personas del club local, se ha visto empañada por un pequeño matiz (pensado para ayudar) pero que ha provocado la confusión en el tramo final de la carrera a pie de un grupo de casi 30 corredores corredores que iban en cabeza de competición. Este hecho ha provocado la provisionalidad inicial de los resultados, la descalificación según marca el reglamento, la apertura de un periodo de reclamaciones, la presentación de las mismas por parte de los perjudicados, incluso la necesidad de que se reunirá el Comité de Apelación de la competición (conformado por el organizador, el Juez Arbitro, y un representante de la FATRI) para tomar una decisión fundamentada sobretodo en la justicia deportiva y en la esencia de la deportividad que debe regir en nuestro deporte. La carrera en su tramo final estaba decidida en los puesto de honor y la decisión final ha sido respetar esos puestos. Dicha decisión no ha sido recurrida por ningún corredor que pudiera verse perjudicado.

Desde la Federación Aragonesa de triatlón animamos a todos los implicados, tanto corredores, organizadores, y al propio ente federativo, a extraer una lectura lo más positiva posible de lo ocurrido proponiendo anotar todo aquello que sea susceptible de mejorar para que no vuelva a suceder. A los organizadores proponiendoles que diseñen los circuitos lo más claro y con el menor número de vueltas posibles, y a los corredores que recuerden que, independientemente de las instrucciones que se les facilite, deben de conocer la distancia exacta y las vueltas que deben completar cada competición. El CJO de la FATRI, tal como se viene haciendo hasta la fecha, seguirá analizando en todas las competiciones los parciales de los corredores para detectar aquellos participantes que (en su mayoría por despiste) no completan adecuadamente los recorridos, descalificando de forma automática al triatleta implicado.

En lo estrictamente deportivo, debemos destacar la enorme remontada del triatleta Sumnifredo Barroso (Stadium Casablanca - Almozara 2000) que ha conseguido alcanzar en el tramo de carrera a pie a su compañero de equipo Aitor Abadías y a Íñigo Sevillano (SDR Arenas) que encabeza la competición, llegando de esta forma primero a meta por delante del corredor navarro y de un Aitor Abadías que se volvía a reencontrar consigo mismo tras una larga sesión consiguiendo el subcampeonato de Aragón. El cuarto puesto y el bronce autonómico fue para Antonio Urbano (Triatlón Europa). En la categoría femenina, donde afortunadamente no ha existido ninguna confusión en el tramo de carrera a pie, la triatleta local Yolanda Magallón (Transportes Sola Tarazona) cumplía con los pronósticos y se imponía en línea de meta a Mónica Ortin Stadium (Stadium Casablanca - Almozara 2000) y a Raquel Abián (Club Triatlón Europa).



 


blog comments powered by Disqus